17 de agosto de 2015

Los puros o tabacos Van Horne


VAN HORNE 
Trimmed nailed wood box
Factory 38 Port 10-D
Series C (1935)
Thomas Harkness & Sons, Ltd., Montreal, Que.
CMC 2001.185.40 Tony Hyman Collection


The portrait of Canada's pioneer builder of the Canadian Pacific Railroad, William Cornelius Van Horne (1843–1915), is crowned by a locomotive, garlanded in maple leaves, and flanked by two scenes representing Canada's motto, "From Sea to Sea". (Note that Newfoundland, represented by the Cabot Tower and view of St. John's Harbour, left, hadn't yet entered Confederation when this label was printed.)
Van Horne was a famous cigar smoker (he developed the taste while building the Cuban railroad in 1900). In hospital towards the end of his life, he was forbidden by his doctor to smoke more than three cigars a day. The next day, a package arrived for Van Horne of custom made cigars, each 2 feet (60 centimetres) long and requiring four hours to smoke.

16 de agosto de 2015

Trabajar para el inglés


El periodista independiente cubano Frank Cosme Valdés Quintana, asegura en este artículo que la conocida frase "trabajar para el inglés" se debe a William Van Horne. No se de dónde el Sr. Cosme habrá sacado esa idea, pero lo cierto es que nunca escuché en Cuba que la misma estuviese inspirada en el canadiense. Todas las referencias encontradas, remiten mucho más lejos en el tiempo, como bien lo explica el arquitecto Pablo González Galant en su página:
"Antiguamente en las islas del Caribe (sobre todo en Cuba donde incluso la expresión se encuentra en algunas de sus canciones tradicionales), de dominación española, se empleaba a menudo. Estas islas se encontraban bajo amenaza inglesa y los transportes entre el continente americano y España estaban sometidos muchas veces a los ataques de sus barcos. Así que se llegó a decir que en realidad lo que transportaban, podría llegar a ser beneficio de los ingleses.

Es decir lo que España construía era para beneficio de los ingleses. Claro que lo que los españoles se habían llevado tampoco era suyo... Desde entonces la expresión se utiliza cuando tras haber realizado un trabajo, los frutos de éste los aprovechan quienes no han derramado una gota de sudor por llevarlo a cabo". 
Si alguien tiene otras ideas al respecto, sería interesante conocerlas.




11 de agosto de 2015

Una decepcionante habitación del Hotel Camagüey

En 1921 George H. Ham publicó "Reminiscences of a raconteur. Between the ’40s and the ’20s ", en uno de cuyos capítulos dedicado a William Van Horne, nos cuenta esta penosa anécdota relacionada con la decoración de una de las habitaciones del Hotel Camagüey.



 When Sir William was constructing this railroad, he decided to install a typical railroad hotel in Camaguey, and with his keen eye for detail he had an idea for its decoration.
“Why not fit up one of the parlors,” said he, “with panellings of the beautiful native woods of the island? It seems to me that such a room would interest visitors greatly, and give a handsome effect.”
His suggestion was carried out to the letter. Next time he arrived in Camaguey the hotel was practically complete, and Sir William recollected his hardwood room and expressed a desire to see it. There was a singular lack of enthusiasm on the part of the officials, and they didn’t make any effort to hurry out Sir William, who was deaf, dumb and blind to the beauty of the weather, the excellence of the service, and the sudden death of anybody’s great-grandmother. He wanted to see that hardwood room, and with drooping eyes and ears, everybody, checkmated, led him to it.
It had been panelled in all the different varieties of beautiful native hardwoods, according to schedule, from ceiling to floor. It had given a beautiful effect, as Sir William had foreseen. And then a gang of native painters, putting finishing touches on halls and corridors, had wandered in, observed its painlessness, and given it two heavy coats of ivory white.
Like the black on a colored person, it wouldn’t wash off, and ivory-white that parlor still is and provoked Sir William’s great disgust to his dying day.



© www.elhotelcamaguey.com

9 de agosto de 2015

Omaja, uno de los pueblos que nacieron gracias al Ferrocarril Central

Jaime Sarusky (Camagüey, 1931- La Habana, 2013) publicó en 2010 una edición corregida y aumentada de su libro "Los fantasmas de Omaja", donde se recogen una serie de crónicas sobre los inmigrantes de distintas nacionalidades (suecos, japoneses, mexicanos y estadounidenses entre otros) que fundaron varios pueblos de Cuba. Me detengo en Omaja y en particular en la persona de Míster Kerr, uno de los tantos "listillos" norteamericanos que se aventuraron a hacer fortuna en la naciente República de Cuba.
La postal de nuestra colección particular, fechada el 24 de marzo de 1921, y enviada por uno de los 2381 habitantes del pueblo (según el censo de 1919) nos queda como recuerdo de este pintoresco paraje cubano, antes de que comenzara su decadencia a finales de los años 2o, resultado de la construcción de la Carretera Central cuyo trazado dejaba a Omaja arrinconada.








PD: En este enlace de Youtube pueden ver un interesante documental sobre Omaja.

© www.elhotelcamaguey.com
© Jaime Sarusky, 2010

1 de agosto de 2015

El Tesoro de la calle Van Horne

Calle Van Horne. Biblioteca de la Universidad de Miami

Publicado por Eduardo Labrada en "Adelante"

Por estos días se cumplen 86 años del poco conocido incidente que la memoria de nuestra ciudad recuerda como “el caso de tesoro de Van Horne”. Les cuento.
En la mañana del 11 de marzo de 1929 se realizaban obras del alcantarillado y pavimentación de algunas calles principales de nuestra ciudad, tarea iniciada apenas un año antes.
En la plaza del Paradero o del Vapor, lugar donde hacen esquina las calles de Avellaneda y Van Horne, frente al Hotel Plaza, y donde ahora existe un pequeño parque sombreado pero que antes fue descampado espacio preferido por cocheros, vendedores de fritas, ostiones y tamales, una cuadrilla de obreros colocaba adoquines.
Estaban los trabajadores en esa labor cuando dos de ellos, que a fuerza de pico y pala cavaban hacia el centro de ese lugar, dieron a un metro de profundidad con una caja metálica de regular tamaño, perfectamente sellada. 

 Sorpresa. Curiosidad general, pues como la noticia del hallazgo pronto se propaló, un numeroso grupo de personas se congregó en el lugar.

El capataz de la cuadrilla, que debió ser un hombre rápido, exigió se le entregara el tesoro, así dijo, pues como era el jefe de esa fuerza tenía sus derechos y además, si aquellos dos peones no entregaban la caja de seguro que la policía del General Machado ya tendría tiempo de ocuparse del asunto. No por gusto se había colgado a tanto cuatrero.
La insinuación era precisa; un viaje sin escala desde la plaza del Vapor al Callejón del Pollo. Ese callejón es en la actual la avenida Madan Curie, en el reparto Previsora, pero por esos años era lugar preferido por la policía de la dictadura para lanzar los cadáveres de sus víctimas.
Convencidos pues con aquellas buenas razones, los trabajadores entregaron la caja al capataz que, ni corto ni perezoso corrió a buscarse una pata de cabra.
Pero aquí en Camagüey esos bretes vuelan rápido. Como el viento llego la noticia a oídos del ingeniero jefe de la obra quien infirió que, dado que el tesoro había aparecido en aquel lugar, el, que era el artífice del proyecto debía ser sin dudas el elegido para recibir aquel premio caído del cielo.
El ingeniero atajó al capataz en su frenética carrera y le ordenó entregarle la caja o no iba a comer más pan. Ateniéndose por demás a las consecuencias.
El capataz por supuesto entregó la caja....seguir leyendo aquí

Libro de Oro de los Ferrocarriles Consolidados de Cuba (1948)

J. Manuel de la Torre R. publicó en 1948 el "Libro de Oro. Biografías Ferroviarias" que reúne, a manera de homenaje, un bosquejo biográfico de más de cien empleados de los Ferrocarriles Consolidados de Cuba con 35 años de servicios continuos en la empresa. " Las vidas de estos hombres sencillos proclaman, elocuentes y definitivas, los valores del ferroviario cubano que evidencia integridad, nobleza, energía, voluntad y disciplina admirables".
Hemos selecionado a 4 de ellos, por sus vínculos directos con el "Hotel Camagüey" o con William Van Horne:







© www.elhotelcamaguey.com